Volvo, Mercedes-Benz y Scania

renovarían más de 1.200 buses

Para Transmilenio. Las nuevas tecnologías cero emisiones, el aumento en la capacidad de transporte de pasajeros y la reducción en los costos de operación, serán parte del ADN de esta nueva flota. En 2018 se abrirá la licitación para la renovación de la flota de Transmilenio A un poco menos de ocho días de que la Alcaldía Mayor de Bogotá defina la licitación para la renovación de los buses de la Fase I y II de Transmilenio, Volvo, Mercedes-Benz, Scania y BYD preparan sus últimas líneas de articulados para quedarse con la mayor parte del negocio. A más tardar, para el primer trimestre de 2019 colocarán un poco más de 1.200 nuevos vehículos en este sistema de transporte. Las nuevas tecnologías cero emisiones, el aumento en la capacidad de transporte de pasajeros y la reducción en los costos de operación, serán parte del ADN de esta nueva flota, la cual, según las marcas, le dará mejores rendimientos a los operadores que controlan los buses de Transmilenio. Una de las compañías que lidera la comercialización de buses para este medio de transporte es Volvo. Ayer, la compañía sueca lanzó sus dos nuevos modelos al mercado con los que espera seguir consolidando su presencia en la capital: el B8R para la flota del Sitp y el gran biarticulado para las troncales. “Volvo tiene 60% de participación en la flota de Transmilenio. Con estos dos nuevos buses, el B8R para la flota de Sitp y el Gran Biarticulado para las troncales, queremos ofrecer la mejor solución de transporte para Bogotá. Como líderes en sistemas BRT en el mundo estamos comprometidos a contribuir con el desarrollo de las ciudades”, aclaró Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses. En su visita a Colombia Agnevall resaltó, además, que con el lanzamiento de estas dos nuevas líneas se le apuesta a seguir afianzando la movilidad sostenible en la capital. “La tecnología de los motores de estos dos vehículos es capaz de reducir en 92% las emisiones de material particulado y en 84% las emisiones de óxidos nitrosos. Serán buses que le aporten al desarrollo del sistema y al medio ambiente”, aclaró. Aunque el directivo no reveló la cuota de mercado que tendrá Volvo en la renovación de los buses, sí aclaró que en este momento están a la espera de la decisión del Distrito para poner en marcha estos motores diesel cero emisiones. Otra de las empresas que va por gran parte del negocio es Mercedes-Benz. La marca alemana le indicó a LR que para esta licitación participó con dos tipologías de vehículos: la primera, el superarticulado que se lanzó en el segundo semestre del año pasado; y la segunda, el biarticulado. La empresa aclaró, a su vez, que “actualmente están operando aproximadamente 400 articulados en Transmilenio”. Es por eso que no se descarta que tenga una importante participación en la renovación de los buses del sistema. Scania será otra de las empresas que se postula para incluir sus tecnologías dentro del sistema de la capital. Benoit Tanguy, presidente de la compañía, aclaró a LR que tienen en este momento las opciones duales con una gran capacidad de pasajeros. “Tenemos 400 buses en el mercado y aún no podemos dar la cifra sobre cómo participaremos en la renovación de los buses. Esperamos que seamos escogidos. Sin embargo, estamos en óptimas condiciones, pues tenemos automotores Diesel duales”, dijo. Pese a que aún no se ha definido la cuota de mercado que tendrá cada marca, lo cierto es que BYD también podría tener una leve participación con vehículos 100% eléctricos que iniciarían a rodar en diciembre.
Grill Website Template